Menu

Tasas de apertura de correo electrónico: Aprende cómo aumentarlas con estos consejos

tasas de apertura

Estamos seguros de que has enviado correos electrónicos antes, pero ¿alguna vez has pensado en las tasas de apertura de esos correos?

Los correos electrónicos son uno de los canales de comunicación más populares y las empresas realmente los aprovechan para comunicarse con sus clientes.

Las campañas de marketing por correo electrónico permiten a las empresas segmentar su audiencia. Personalizar la comunicación, automatizar los mensajes en función del comportamiento y no perder nunca una buena oportunidad.

Entonces, ya sabemos que los correos electrónicos son geniales, y si tenemos una gran base de datos podemos llegar a muchas personas, pero ¿qué sucede cuando nuestros correos electrónicos no se leen?

Incluso cuando el contenido interno de nuestros correos electrónicos es asombroso, todavía necesitamos que nuestra audiencia realmente quiera leerlos.

Las tasas de apertura son la primera métrica que debes observar después de enviar cada correo electrónico. Esta métrica es crucial para medir el éxito de tu campaña.

¿Cómo puedes lograr esto? Sigue leyendo para descubrirlo.

1. El remitente

Con la creciente popularidad de los teléfonos inteligentes, la mayoría de los usuarios ahora revisan su correo electrónico desde estos dispositivos. Lo cual es genial para algunos propósitos, pero al mismo tiempo necesitamos tener algo que despierte la curiosidad de la audiencia.

Dado que los correos electrónicos son una herramienta poderosa para la comunicación, es normal encontrar nuestras bandejas de entrada saturadas con correos diarios de diferentes marcas, por lo que, naturalmente, no podemos leerlos todos.

tasas de aperturaAdemás, si notamos que la mayoría de estos correos son solo respuestas automáticas, no los abriremos en absoluto.

Por eso, tanto el nombre del remitente como la dirección de correo electrónico juegan un papel fundamental en la determinación de la tasa de apertura de un correo electrónico.

Debes elegir un nombre o título que tus subscriptores puedan reconocer.

Un correo electrónico con un nombre de remitente como “Jessica” o “Mark” logrará una tasa de apertura más alta que una dirección de remitente general que representé a una organización.

No olvides que la personalización es un factor clave que ha cambiado y sigue cambiando la experiencia del cliente.

2. La línea de asunto

Además del remitente, hay otro elemento que define si se leerán tus correos electrónicos.

La línea de asunto es probablemente la parte más importante de tu correo porque es donde puedes persuadir a tus suscriptores.

Aquí hay algunos consejos para ayudarte a lograrlo:

  • Indícales a los lectores los posibles beneficios que se perderían si no leyeran el correo electrónico.
  • Mantén la línea de asunto corta y pegadiza. (Utiliza de 21 a 40 caracteres).
  • Optimízala para lectores móviles.
  • Coloca las palabras más importantes al principio de la línea.
  • Personaliza tu línea de asunto para que el lector la encuentre más individualizada.
  • Evita escribir la línea de asunto en MAYÚSCULAS.

3. El preencabezado

El preencabezado es el texto de vista previa; que se muestra junto o debajo de la línea de asunto en la bandeja de entrada. Como extensión de la línea de asunto, un preencabezado te brinda más espacio para convencer al lector de que abra el correo. 

Debes entender que todos los elementos que nombramos hasta ahora están conectados entre sí. Por lo que para que las tasas de apertura sean positivas, todas las partes deben optimizarse.

Desde el remitente hasta el asunto y el preencabezado. Los correos electrónicos con grandes encabezados previos tienen un menor riesgo de terminar en la carpeta de spam.

Además, asegúrate de que tu preencabezado no sea un duplicado de la línea de asunto y nunca lo dejes en blanco.

4. Evita los filtros de spam

En los últimos años, los filtros de spam se han vuelto más avanzados, pero incluso tus mejores correos electrónicos pueden quedar atrapados en la carpeta de spam y perderse para siempre.

Por eso, si deseas aumentar tus tasas de apertura de correo electrónico, deberás hacer todo lo posible para evitar que te marquen como spam.

Esto es lo que puede hacer:

  • Asegúrate de que todos los destinatarios hayan aceptado recibir tus correos electrónicos.
  • Envía tu campaña desde una dirección IP que no haya sido utilizada por otra persona que haya enviado spam en el pasado.
  • Envía a través de dominios verificados.
  • Evita el uso excesivo de palabras desencadenantes de spam como “comprar”, “liquidación”, “descuento” o “dinero en efectivo”.
  • Incluye tu ubicación.
  • Incluye una manera fácil para que los suscriptores opten por no recibir tus correos electrónicos.

5. Usa un tono amigable

Si agregas el toque personal en tus correos electrónicos al agregar el nombre del remitente; debes mantener esta tendencia al escribir en un tono amigable; y dejar de lado la jerga corporativa.

tasas de aperturaEsta es la única forma de atraer realmente a tu audiencia y hacer que abran tus correos electrónicos.

Por ejemplo, esta oración “¡Estamos ofreciendo ahorros a nuestros clientes!” suena distante y fría.

 

Una alternativa más amigable podría ser “Tienes que ver esta promoción”

Eso hace que el correo electrónico sea más personal, amigable y hace que tu audiencia sienta que los conoces y que ellos te conocen a ti.

Con estos 5 consejos puedes garantizar que tus correos electrónicos tendrán mayores tasas de apertura; pero ¿qué tal si tuvieras la oportunidad de hacerlo todo usando solo una herramienta?

Freshmarketer es un software de marketing diseñado para todas tus campañas de correo electrónico.

Puedes crear grandes  campañas de correo, automatizar la participación, comprender mejor a tus clientes y crear una base de datos sólida.

¿Necesitas más información sobre este producto? Contáctanos.

En Gb Advisors te ofrecemos mucho más que el producto que estás comprando. Contamos con un equipo profesional que se encargará de capacitar a tu personal y brindarte toda la ayuda y apoyo que necesites.

 

Volver arriba
× ¿Cómo puedo ayudarte?