Advanced Persistent Threat: ¿Cómo proteger tus sistemas de una APT?

Advanced Persistent Threat

 

La diversidad y gravedad de los ataques digitales de la última década han hecho de la ciberseguridad uno de los principales temas de interés de las empresas. Entre aquellas amenazas que resultan más preocupantes, una de las que ha encendido las alarmas es la APT  o Advanced Persistent Threat.

 

 

Una Advanced Persistent Threat no es más que un ataque organizado enfocado en brindarle a una persona no autorizada el acceso prolongado a un sistema empresarial. Normalmente el objetivo de este tipo de ataques va dirigido a robar datos de forma masiva o a supervisar la actividad de la red.

 

Los ataques de APT son complejos, por lo que protegerse de ellos requiere de estrategias de seguridad robustas. Si quieres saber cómo funciona un Advanced Persistent Threat, cómo prevenirlos y a cuáles empresas concierne realmente el problema, te invitamos a que sigas leyendo el artículo que hemos preparado hoy para ti.

¿Qué es exactamente un Advanced Persistent Threat?

Un Advanced Persistent Threat o APT se refiere a un tipo de ataque que combina diferentes técnicas como el SQL, el XSS, entre otras para llevar a cabo su objetivo principal: Robar datos y monitorear la actividad de un sistema corporativo.

Fue en el 2000 cuando se usó este término por primera vez, después de que algunas agencias de inteligencia de los Estados Unidos detectaran múltiples ataques cibernéticos dirigidos al departamento de defensa.

Las palabras de que componen el término describen las características del ataque.

Advanced

 

Advanced Persistent Threat

La APT utiliza todo un arsenal de técnicas para llevar a cabo sus objetivos. Aunque estas técnicas por sí solas pueden no ser especialmente avanzadas o nuevas (puede incluir Phising, malwares, XSS, etc), la combinación de las estrategias y herramientas correctas, pueden brindarle al atacante la oportunidad de hacer daños importantes al sistema. Esto es realmente lo que la convierte en una amenaza “avanzada”.

 

 

Persistent

Una APT puede permanecer una enorme cantidad de tiempo dentro de un sistema antes de ser detectada. Esto la hace entrar en la categoría de Persistent.

Gracias a que su objetivo, la mayoría de las veces, es robar la mayor cantidad de datos posible, a los atacantes les conviene que la amenaza se desplace de forma sigilosa. Es por eso que usan todas las técnicas posibles para hacerla indetectable.

Threat

Una combinación de programas maliciosos que entra a los sistemas de forma furtiva y permanece allí, robando datos, por una cantidad de tiempo prolongada, sin duda alguna debe ser calificada como una amenaza. Más aún si tomamos en cuenta el hecho de que los atacantes están altamente motivados y dotados de habilidades técnicas y recursos inusuales.

Lo peor es que las empresas que son objetivo, normalmente proveen servicios críticos o manejan información sensible de usuarios internos y clientes. Un ejemplo pueden ser los entes gubernamentales, las industrias financieras y de salud, y las compañías de telecomunicaciones y energía.

Ciclo de vida de un Advanced Persistent Threat

  • Preparación del ataque y objetivos
  • Desarrollo de la estrategia de ataque
  • Intrusión furtiva en la infraestructura del objetivo
  • Identificación e inventario del ecosistema objetivo (escaneo, captura de red, etc.)
  • Ejecución de código (puertas traseras, troyanos, proxies, etc.) y despliegue de herramientas (p. ej. RAT, kits, etc.)
  • Búsqueda de nuevos objetivos y desarrollo de código malicioso específico
  • Uso de los privilegios obtenidos para acceder a los datos
  • Extracción de datos (protocolos legítimos, correos electrónicos, canales encubiertos)

¿Cómo Puedes proteger a tu empresa de tales ataques?

Advanced Persistent Threat

 

 

Ya vimos que el APT se compone de un grupo de amenazas más pequeñas coordinadas de forma inteligente. Esto quiere decir que necesitas implementar varias capas de seguridad, para crear una defensa robusta. Algunas de las medidas que puedes tomar son las siguientes:

 

 

#1 Integra a tus sistemas herramientas de seguridad de avanzada

Los antivirus, escáneres de seguridad, aplicaciones SIEM y de detección de vulnerabilidades son necesarias para proteger tu empresa no solo de las APT sino también de todas las potenciales amenazas del mundo digital. No subestimes entonces su importancia.

Te recomendamos  implementar las mejores soluciones, pero atención, es importante que para esto cuentes con ayuda de profesionales. La interacción conjunta de algunos antivirus puede más bien entorpecer el proceso de detección de amenazas.

#2 Sensibiliza a los usuarios sobre las buenas prácticas de seguridad

Antes de que el potencial humano de tu empresa convierta en un eslabón débil de tu cadena de seguridad, es importante que le brindes la capacitación necesaria para que conozca todo lo necesario acerca de las mejores prácticas de protección de sistemas.

#3 Crea un equipo de respuesta ante incidente

 

Advanced Persistent Threat

 

Las estrategias de prevención no son suficientes, necesitas también un plan de Ciber-Resiliencia. Para esto, es necesario que crees un equipo de respuesta a incidentes que detecte rápidamente el problema; minimice las pérdidas y daños, mitigue las vulnerabilidades que se explotaron durante el ataque y restaure el servicio.

 

 

Hacer un respaldo diario de los datos del sistema también es vital dentro de esta estrategia de ciber-resiliencia.

Recuerda que la mejor defensa resulta de la combinación de las personas y las herramientas correctas; así que procura contar con personal bien capacitado y con soluciones de alta tecnología.

Soluciones como las que te ofrece GB Advisors. Contamos con un catálogo de soluciones líderes del mercado (como la poderosa Nessus); y con un equipo de profesionales con los conocimientos y experiencia necesarios para brindarte la mejor asesoría. Contáctanos y lleva a cabo con éxito todos tus proyectos de TI.

Para ver los creditos de las imagenes, Aqui