Menu

Opciones para manejar la Gestión del Cambio en la Empresa Digital

empresa digital

empresa digital

¿La  empresa digital desplazará definitivamente a la empresa tradicional?

La era digital ha cambiado nuestra concepción de la empresa en su concepto más tradicional. Hasta hace muy poco, la empresa se asociaba con la oficina física, material, el sitio de trabajo donde se marcaba tarjeta y se hacía vida social mientras se explotaban bienes y servicios con fines lucrativos. Hoy día la empresa digital ha llegado para cambiar profundamente esa concepción, y nos ha traído modificaciones profundas y transiciones que sólo 30 años atrás, habrían sido inconcebibles. En este sentido, manejar la Gestión del Cambio ha sido un factor clave para la empresa digital.
Pero a todas estas, ¿qué es una empresa digital? ¿Desplazará definitivamente a la empresa tradicional? Y lo más importante, ¿qué opciones tenemos para la gestión del cambio en la empresa digital?
De acuerdo a Fernando de la Rosa, (fuente), y sin ahondar demasiado en ejemplos, la empresa digital es aquella que “utiliza un sistema operativo digital”.  De acuerdo a sus definiciones, la empresa digital es aquella que se mueve con la tecnología y la utiliza como medio para definir sus estrategias, y tiene un impacto singular sobre la cultura empresarial.
Por otra parte, para Carlos Jiménez (fuente), “Las empresas digitales ven la tecnología como una herramienta, no como un fin en sí misma”.
Podría decirse entonces que la empresa digital es más bien una nueva forma de hacer negocios. Es un espacio virtual que integra la rapidez y alcances de la era digital al mundo empresarial tradicional, donde la interacciones tienen lugar a través de redes artificiales con alcance mundial que vienen a complementar los intercambios sociales y comerciales.

Sin embargo, también existen muchas empresas que nacen únicamente en los predios virtuales a las que muy bien pudiesen calzarle la definición de “empresa digital”.

 empresa digital
Esto se debe a que, más que aprovechar las tecnologías y sus bondades para integrarlas al “mundo real”, estas “empresas digitales” se originan en y por las tecnologías, y tienen vida principalmente en el ciberespacio, aunque sus repercusiones sean tangibles. Google es quizá el ejemplo más emblemático de este tipo de empresa al que nos referimos, si bien apreciamos que contradice lo sostenido por Carlos Jiménez escasamente unos párrafos atrás.
 
De cualquier manera, la nomenclatura y origen de las empresas es transparente al momento de hablar de cambios: las empresas tradicionales se siguen abriendo y adaptando a los recursos digitales, mientras que las empresas digitales se reinventan a menudo para incorporar nuevas tendencias y aplicaciones a sus entornos. En pocas palabras, tal como lo dijo Heráclito, “lo único constante es el cambio”.
Sea porque la empresa tradicional da el paso para hacerse presente en los predios digitales, o sea porque la empresa digital está integrando nuevas plataformas, tecnologías o soluciones, siempre es bueno tener un plan para absorber el cambio. Y es mejor todavía contar con soluciones completas que pueden administrar mejor la Gestión del Cambio, y minimizar el impacto sobre la transición.
Existen en el mercado muchas soluciones para la Gestión del Cambio que persiguen mejores prácticas para absorber la evolución y la transiciones. Y casi todas estas ofrecen una base estratégica para:

  • Mejorar la eficiencia y eficacia en las operaciones de la empresa, lo que redunda en la reducción de tiempos de espera y de costos operativos.
  • Estandarizar y normalizar procesos en todas las capas, departamentos e instancias.
  • Establecer normas y herramientas para la gobernabilidad y manejo de la información.
  • Adaptar medidas de integración acordes al crecimiento de las instituciones
  • Integrar las tecnologías a las necesidades de cada departamento, y favorecer las interacciones entre departamentos.
  • Incorporar y ajustar los sistemas heredados a los nuevos sistemas informáticos, lo que hace menos traumática la transición entre plataformas.
  • Facilitar la capacitación del personal para integrar el cambio.

La empresa en su forma tradicional todavía sigue siendo tan valiosa como la empresa tradicional, y por lo menos en el futuro inmediato, pareciera ser que seguirá siendo parte importante del hacer empresarial.  Sin embargo, nadie duda que se hace necesario tender puentes entre la empresa digital con las tecnologías que ofrece la era digital.
De cualquier forma, las empresas que ya se han aventurado al mundo digital tienen ventajas para la gestión del cambio, porque tienen abonado parte del terreno sobre el cual van a cimentar sus nuevas estrategias. Sin embargo, no todas las soluciones para la Gestión del Cambio se adaptan a todas las empresas digitales y viceversa.
En GB Advisors tenemos muchas opciones que te ayudan a integrar la Gestión del Cambio y ayudarte a hacer la transición que necesitas. Bien porque te estás aventurando a abrir tu negocio on-line, porque estás abriendo una sucursal de tu empresa, o porque estás integrando nuevos sistemas automatizados a tus departamentos, ponemos a tu alcance varias opciones y te asesoramos para seleccionar la opción que más le conviene a tu empresa para manejar la Gestión del Cambio.

SERVICENOW FRESHSERVICE TRACK-IT!

Volver arriba
× ¿Cómo puedo ayudarte?