Menu
Menu

El Internet de las Cosas: 5 medidas para garantizar la seguridad del IoT

El Internet de las cosas

El Internet de las cosasEl internet de las cosas (IoT) continúa convirtiendo la interconexión de dispositivos en un gran recurso para automatizar tanto tareas cotidianas de usuarios particulares; como procesos de verdadero valor en las organizaciones. Sin embargo, y a pesar de que las nuevas tecnologías ofrecen a las organizaciones ventajas competitivas importantes; en el caso del IoT, la innovación también puede implicar  el incremento de las superficies de ataque de las empresas.

 

Para ayudarte a prevenir la aparición de vulnerabilidades ligadas a la seguridad en el Internet de las Cosas; hoy te traemos algunos consejos que te permitirán garantizar en tu organización, la protección de dispositivos interconectados.

¿Cómo funciona la tecnología del IoT?

En pro de simplificar nuestro estilo de vida hemos creado una inmensa cantidad de objetos con funciones diversas, adaptadas a nuestras necesidades. La tecnología de algunos de estos objetos ha ido evolucionado de tal manera que nos ha dado acceso a dispositivos capaces de interactuar no solo con nosotros, sino también entre ellos, todo a través del internet.

Esta interconexión entre usuarios y dispositivos a través de la red; es lo que se conoce como el Internet de las Cosas o IoT por sus siglas en inglés.

El objetivo principal del Internet de las Cosas es mejorar la toma de decisiones; a través del intercambio de datos entre dispositivos conectados. Entre sus múltiples ventajas para las organizaciones, podemos nombrar las siguientes:

  • La recolección de más y mejores datos para analizar las tendencias y comportamiento de los clientes, orientar mejor los productos y ofrecer un servicio de mayor calidad.
  • Una mejora en la infraestructura de la empresa, que se traduce en una significativa reducción de costos.
  • Máximo aprovechamiento de las funcionalidades de aplicaciones de los dispositivos, todo a través de la interconexión.

Ecosistema de la tecnología del IoT

Existen varios elementos necesarios para hacer funcionar la tecnología del IoT, entre ellos tenemos:

  • Sensores (incluidos en los dispositivos).
  • Conectividad a la red.
  • Protocolos para el intercambio entre sensores y para el tratamiento de datos.
  • Infraestructura de alojamiento de datos (la nube).
  • Interfaz para uso del usuario.

Internet de las Cosas

Los dispositivos interconectados por el IoT, cuentan con sensores que les permiten realizar diferentes funciones. Estas funciones pueden incluir la recolección de datos, el reconocimiento de caras y la detección de movimiento. Una vez recogida la información, esta puede pasar a otros dispositivos a través de un transmisor de radio; o simplemente ir directo a la nube.

 

En la nube, los protocolos de intercambio y tratamiento de los datos permiten a través del Big Data, determinar acciones pertinentes relacionadas con las funciones del dispositivo. Luego de esto, es posible enviar hasta la interfaz del usuario; información de valor en un lenguaje natural comprensible.

El IoT y la infraestructura de TI

La tecnología del internet de las cosas puede transformar de forma significativa la infraestructura de las Tecnologías de la Información; pues crea líneas borrosas entre lo que es de TI y lo que no. Al intercambiar datos a través de tecnología; cabe la posibilidad de que los dispositivos de IoT se conviertan en responsabilidad de los equipos ITSM. En esta situación, los equipos tendrían que reinventar la forma en que gestionan los servicios de TI para poder manejar el impacto del IoT en la organización.

Incluso si la empresa no ha decidido de forma consciente integrar en sus sistemas, dispositivos interconectados por el IoT; siguen en aumento las posibilidades de que esta tecnología afecte a la organización a través de sus empleados o clientes. Esto gracias a que la cantidad de usuarios que utilizan estos dispositivos, incluso en su sitio de trabajo, va en aumento todos los días. Como consecuencia, los equipos de TI están prácticamente obligados a tomar medidas que garanticen la disminución nuevos vectores de ataques en su organización.

Desafíos de seguridad relacionados con el Internet de las Cosas

El Internet de las CosasPuesto que la tecnología basada en el Internet de las Cosas tiene orígenes algo recientes; los fabricantes aún no priorizan la seguridad de conexión al momento de fabricar los dispositivos. Como resultado, la proliferación del uso de objetos funcionales pero vulnerables, continúa en ascenso.

El ecosistema del IoT puede poseer varios vectores de ataque.  Entre los desafíos de seguridad relacionados con la tecnología del IoT podemos destacar los siguientes:

 

  • Acceso no autorizado: Implica un cambio en las funciones del dispositivo para generar daños en los sistemas internos; o incluso en la estructura física de la organización.
  • Robo de datos: Esto incluye la extracción de información, tanto de clientes como de la organización;  para su uso indebido.
  • Proliferación rápida de amenazas: Incluso si el ataque afecta tan solo a un dispositivo; la interconexión permitirá la infección rápida de los otros objetos interconectados.

Medidas de seguridad efectivas en la era del Internet de las Cosas

Sacarle provecho a las ventajas a la tecnología basada en el internet de las cosas, no tiene por qué implicar la disminución de la seguridad de tus datos. Algunas medidas simples que puedes tomar para continuar garantizando la protección de tus sistemas, son las siguientes:

#1 Inicia el reconocimiento de cada dispositivo conectado

Cada nuevo dispositivo del IoT que se introduce en una red añade un punto de entrada potencial para cualquier ciberataque, por lo que debes esforzarte en reconocerlos todos para monitorearlos de forma constante.

Una vez identificados los dispositivos, utiliza una estrategia basada en el riesgo, priorizando los recursos críticos en la infraestructura del Internet de las Cosas. Examina los recursos y asegúralos según su valor y su exposición a ataques.

#2 Lleva a cabo un test de penetración

Realiza algún tipo de prueba de penetración o evaluación de dispositivos en cuanto a hardware y software antes de desplegar dispositivos basados en la tecnología del Internet de las cosas.

#3 Analiza los datos

A través de la tecnología Big Data, puedes usar los datos relacionados con el comportamiento de los dispositivos; para detectar anomalías que permitan prevenir o responder de forma rápida a cualquier ciberataque.

#4 Utiliza un sistema de cifrado de transporte

Utiliza protocolos SSL y TSL para cifrar la información que transita por las redes y automatiza la verificación de la integridad de todos los datos recibidos en el sistema.

#5 Asegura también la interfaz de la nube

Para esto, procura cambiar durante la configuración inicial, todos los nombres de usuario y contraseñas por defecto. Configura el sistema para que bloquee cualquier cuenta luego de 3 a 5 intentos de inicio de sesión fallidos; y procura que la interfaz web basada en la nube no sea susceptible a XSS, SQLi o CSRF.

Llegará un momento en el que la tecnología basada en el internet de las cosas, no signifique solo la interconexión entre usuarios, procesos y dispositivos; sino también protección y confianza. Mientras tanto, la búsqueda de protocolos de seguridad eficientes para el IoT, debe continuar.

No olvides que una solución de seguridad de alta tecnología, es garantía de una protección total de tus sistemas. Elige la que mejor se adapte a las necesidades de tu organización con ayuda de nuestros expertos. Contáctanos para recibir asesoría gratuita y de calidad.

Volver arriba