Menu
Menu

ITIL y DevOps: Mejora tu entrega de servicios con esta combinación inteligente

ITIL y DevOps

ITIL y DevOpsDesde su concepción, la metodología innovadora y el enfoque particular de DevOps; lo han puesto en contraposición con las prácticas propuestas por ITIL. Sin embargo, y a pesar de lo que puedan creer muchos; el objetivo de DevOps está lejos de ser aquel de desplazar este o cualquier otro marco de ITSM. Al contrario, está demostrado que con la orientación adecuada; ITIL y DevOps pueden convertirse en la combinación ideal para potenciar la entrega de servicios de cualquier organización.

Aprende un poco más acerca de los beneficios de combinar ITIL y DevOps; y utiliza sus diferencias a tu favor para responder de forma eficiente a la transformación del negocio.

ITIL y DevOps: ¿Totalmente opuestos?

Desde hace tiempo, organizaciones de todas partes del mundo han elegido las mejores prácticas de ITIL para ayudarles a mejorar la calidad de servicios que ofrecen a sus clientes. Sin embargo, nuevas exigencias del negocio han promovido la búsqueda de metodologías orientadas a aumentar la velocidad de los procesos; y la creación de productos en las empresas. Como resultado de esta búsqueda, nace DevOps.

Lo que propone DevOps

ITIL y DevOpsDevOps es una filosofía pensada para reducir la fricción organizativa entre Devs (desarrolladores, responsables del desarrollo del sistema de información); y Ops (operadores, responsables de la explotación de las aplicaciones existentes). Su objetivo principal es el de aumentar la velocidad y calidad en la producción de aplicaciones. En referencia a los principios de DevOps podemos destacar lo siguiente:

Colaboración

Para DevOps la eficiencia está basada en la colaboración interdepartamental. Esto implica para los equipos de Devs y Ops; un cambio en ciertas funciones predefinidas y una formación interdisciplinaria que permita una entrega de aplicaciones más rápida y eficaz.

Cuantificación

Desde la perspectiva de DevOps, solo es posible mejorar lo que se puede medir. Desde este enfoque, DevOps prioriza la cuantificación del número de despliegues, fallos, tiempo necesario para cada despliegue, tiempo de actividad, etc. Para así determinar los efectos de estas prácticas y promover la mejora continua.

Automatización

Integra el mismo nivel de automatización en ambos departamentos; lo que permite un nivel de consistencia y eficiencia que de otra manera no sería posible.

Las diferencias en relación a ITIL

ITIL por otro lado representa un conjunto de mejores prácticas orientadas a alinear las tecnologías de la información con el negocio. Es un marco de referencia que ofrece a la empresa prácticas altamente estructuradas, reconocidas, comunes y con eficacia demostrada. Gracias a esta estructuración; ITIL asegura la codificación y documentación de los procesos relacionados con las TI.

Una de las principales diferencias entre ITIL y DevOps es la aproximación que tiene cada uno acerca del desarrollo de aplicaciones. Mientras ITIL propone una metodología donde el proceso de creación y despliegue de aplicaciones debe restringirse a distintos equipos y pasar por diversos entornos de prueba; DevOps propone un aumento en la velocidad de producción a través de la eliminación de silos entre Desarrolladores y Operadores.

Algunos mitos relacionados con ITIL y DevOps

El nacimiento de DevOps ha precedido la proliferación de algunas inexactitudes relacionadas su relación con ITIL. Los principales mitos que rodean la compatibilidad de ITIL y DevOps son los siguientes:

ITIL y DevOps

#1 DevOps puede reemplazar a ITSM, y por consiguiente a ITIL

Si bien es cierto que DevOps propone una forma innovadora de superar los silos y mejorar algunos procesos de ITIL; también es cierto que la filosofía DevOps todavía carece de la madurez suficiente para lograr una correcta gestión de las tecnologías de la información.

DevOps no cubre por completo la necesidad de un marco de referencia que permita gestionar elementos de suma importancia para la organización, como el gobierno, el soporte, las operaciones y el presupuesto. Por eso tiene la necesidad de apoyarse en las buenas prácticas de ITIL para lograr una mejora real del servicio.

#2 DevOps se enfoca exclusivamente en el desarrollo de aplicaciones

Muchos piensan que las prácticas de DevOps están orientadas solo en el desarrollo continuo y la entrega automatizada de softwares. Si bien es cierto que DevOps se enfoca en esto; también es necesario resaltar que esta filosofía propone un cambio cultural más allá del desarrollo de aplicaciones.

En esta transformación, desaparecen divisiones departamentales y se logra la eliminación de la cultura de la culpa; al promover la interdisciplinaridad y la repartición eficiente de responsabilidades.

#3 ITIL es un estándar cuya rigidez no puede permitir la integración con DevOps

Aunque ITIL representa un marco de referencia con estrategias y procesos bien definidos, de ninguna manera propone inflexibilidad en sus prácticas. Todo lo contrario, ofrece a las organizaciones la oportunidad de adaptar y adoptar procesos según los objetivos planteados. Esto reafirma su compatibilidad que nuevas metodologías o filosofías incluyendo aquella propuesta por DevOps.  

Ventajas de integrar ITIL y DevOps en una organización

  • DevOps puede complementar y mejorar el marco de referencia de ITIL para lograr una adaptación más eficiente a las necesidades del negocio. 
  • Los objetivos de DevOps se plantean de forma más exacta a través de ITIL. Esto se debe a que ITIL puede ofrecer un análisis completo de las interferencias y cuellos de botellas surgidos en los equipos de desarrollo y operaciones, para permitirle a DevOps concentrarse en los puntos de mayor prioridad.
  • ITIL puede tener una mejora significativa en sus procesos a través la automatización, la entrega continua y la cultura de la integración, propuesta por DevOps.
  • Al lograr una mayor transparencia y un intercambio abierto entre Devs y Ops, se mejoran los procesos de gestión de eventos y se potencia el flujo de trabajo. De esta manera, es posible iniciar un cambio de cultura que haga que los profesionales de TI no solo aumenten la velocidad y calidad de producción en las aplicaciones; sino que también estén más conscientes de su papel en el negocio y se involucren más en la toma de decisiones de la organización.

 

ITIL y DevOpsAunque la unión de ITIL y DevOps  representa una combinación efectiva orientada a la evolución de la entrega de servicios de las organizaciones; la decisión de integrarlos o escoger alguno de los dos, depende enteramente de las necesidades de cada empresa.

No olvides que el éxito en la implementación de cualquier estándar se basa en la experticia y el apoyo de herramientas efectivas. Encuentra ambos con GB Advisors.

Contáctanos para más información acerca de soluciones de software alineados con los mejores marcos de trabajo, y recibe asesoría gratuita y de calidad para ayudarte a tomar la mejor decisión.

Volver arriba